Buscar Fotos


Filtar por:




EL ARCHIVO DIGITALIZADO DE “CARTA DE ESPAÑA”

Objetivo del archivo

En el presente “Archivo Digitalizado” se recoge todo el material fotográfico publicado en la Revista “Carta de España” durante sus 50 años de existencia. Esta revista, editada por la Secretaría de Estado de Inmigración y Emigración del Ministerio de Trabajo, inició su tirada en el mes de enero de 1960 con el propósito inicial de mantener vinculados a los emigrantes españoles dispersos en el mundo, con las raíces de su Patria o, dicho en otras palabras, aprovechar la tesitura y ejercer un control prácticamente imperceptible sobre los mismos.

Para el logro de este fin, la revista proporcionaba mensualmente a sus lectores información de cuanto aconteciera en sus lugares de origen, pero a su vez, el régimen aprovechaba el carácter difusor de este medio para hacer gala de los “éxitos” del Régimen, ya fuese la inauguración de un pantano o la entrega de una comunidad de viviendas. Si algo tenía claro el régimen, era cómo usar los medios públicos en su propio beneficio, conscientes de que el antiguo modus-operandi “por el Imperio hacia Dios” habían pasado de moda: era el momento de adaptarse a los nuevos tiempos.

La Prensa del Movimiento, marcada por el Ministerio de Información al mando de Manuel Fraga Iribarren, intentaba impedir la “contaminación” ideológica de aquellos emigrantes españoles residentes en otros países entonces democráticos. En un intento de llevar a estos españoles de nuevo a su terreno, la Prensa del Movimiento explotó temas sensibles a la población: la nostalgia, el folclore, y el “Spain is different” o “España de la pandereta” que vendía de forma panfletista el Ministerio de Información a través de sus cuidadas y meditadas palabras.

Todo se trataba bajo un lenguaje rimbombante y pedantesco, pero claro, entendiendo el contexto histórico en el que nos encontramos era difícil expresarse en “cristiano” o “román paladino”, llamando pan al pan y al vino al vino. ¿En qué dictadura se ha dicho la verdad y nada más que la verdad? Precisamente es este tipo de sistemas políticos los que más precisan de un Ministerio de Información sesgado que adorne, enaltezca y maquille exageradamente las acciones del Régimen, con el fin de dar otra versión que enmascare la profunda falta de libertades.

En este caso, lo que al Régimen le interesaba era mantener vinculados a los emigrantes con sus raíces. No por motivos humanos, ni tan siquiera patrióticos, sino por las remesas de divisas que enviaban para ayudar a sobrevivir a las familias. Esas remesas jugaron un papel definitivo en la Economía del Franquismo: nivelar la balanza de pagos para lograr, finalmente, el equilibrio económico.

Al establecerse la democracia, la revista “Carta de España” cambia radicalmente su línea editorial. Sus objetivos ya no son los mismos, porque tampoco lo son los del Gobierno, para quien los emigrantes españoles han dejado de ser el aporte que nivelaba la economía franquista. Ahora, por el contrario y por primera vez en la Historia de la Emigración, los Gobiernos democráticos se ocupan por el bienestar de los compatriotas residentes en el exterior. Asimismo, la corriente migratoria en España ha cambiado de rumbo, pues los emigrantes españoles, sus hijos y sus nietos, tienden a retornar a sus orígenes. Para propiciar su regreso, se han creado leyes y ayudas económicas. Afortunadamente.

[subir]

Recuperar la memoria histórica es un imperativo

Recuperar y conservar la Memoria Histórica es una tarea ineludible de las vigentes generaciones, ya no solo porque esos valiosos datos tienen una aplicación práctica permanente en el tiempo, sino para que puedan ser consultados en el futuro por las posteriores generaciones. La jerarquía de los pueblos se calibra al través de su quehacer en el pasado, del inventario de sus actividades. Muchos pueblos y civilizaciones han transitado por la Historia, sin pena, ni gloria y sin dejar ningún rastro. Algo igual sucede con las generaciones.

Nuestra sociedad contemporánea le presta cada vez mayor atención a preservar, en forma documentada, cuanta actividad realiza. Esta preocupación se pone claramente de manifiesto en todos los sectores: en el público, en el privado, en la Universidad, y en los campos de la investigación y el desarrollo. Hay que tener en cuenta que no es baladí que la esencia y el alma de una entidad sean sus archivos, ahora bien, para que esa esencia esté completa, los archivos deben de cumplir varias exigencias: como ser eminentemente prácticos, comprensibles y funcionales.

Por fortuna, en la actualidad se dispone de una tecnología avanzada en la materia y con ella es posible cubrir, con facilidad, los requerimientos antes señalados. Aunque tampoco hay que olvidar que nuestros antepasados, sin los múltiples avances tecnológicos, de una u otra forma también nos dejaron su legado.

[subir]

Contenidos del archivo digitalizado

Dentro de este orden de ideas, la Dirección de Migración del Ministerio del Trabajo ha llevado a cabo una interesante actividad: preparar una minuciosa labor de recuperación de datos. Para ello, ha digitalizando el material gráfico publicado en los últimos 50 años en su Revista “Carta de España”, reuniendo millares de documentos gráficos de los más diversos y variados sucesos. Los citados documentos muestran –entre otras informaciones-, lo acontecido con los emigrantes españoles del segmento económico, desde la década de los 50, hasta nuestros días –tiempo en el cual participó la Dirección de Migración-.

Llegados a este punto hay otro hecho que aclarar: durante los cuarenta años de dictadura el segmento compuesto por los miles de españoles exilados no existió para el Ministerio de Trabajo. De los emigrados políticos se ocuparon otros organismos. En concreto, los de Seguridad y Represión del Estado.

Por espacio de cincuenta años la Revista “Carta de España” viene reseñando en sus páginas, las actividades llevadas a cabo en los Centros de Emigrantes Españoles. Por supuesto, dichas actividades son múltiples y cubren distintos objetivos sociales. Ahora bien, como los tiempos no son los mismos, desde 1976 el tono y las intenciones de la Dirección de Migraciones han cambiado de forma radical, pues como es evidente ya no vivimos en la época de la “España de la Pandereta”, ni “Del Imperio hacia Dios” sino en la época de tratar de recuperar el tiempo perdido y colocarnos en otra dimensión más actual. En consecuencia, es normal que la publicación se oriente en esa dirección.

Por otro lado, la sensibilidad social de la España de hoy es notoria, lo que se traduce en el bienestar de los emigrantes. Ahora “Carta de España” se ocupa de canalizar las aspiraciones de los Centros Españoles y por lo general, su gestión mediadora suele concluirse en forma exitosa. ¡Cuán diferente es la situación actual!, el Gobierno de España se preocupa –por primera vez-, por el bienestar de sus ciudadanos en el exterior. Les ayuda económicamente y pone en marcha toda la maquinaria de la “Operación Retorno”.

Esta forma de pensar se ubica dentro de la “Teoría de la Allendidad”, forma de pensar que se impuso en la década de los cuarenta, casi al concluir la II Guerra Mundial. En esas fechas, la “Teoría de la Allendidad”, estaba vigente y fue sustituida por la filosofía de la “Allendidad”. Ese cambio de forma de pensar, trajo como consecuencia el predominio del Poder Local y de la Descentralización. La política del retorno a la “Patria Chica”, a los lares natales: “Donde se acoge con el pan a sus hijos vivos y con la tierra a sus hijos muertos”.

[subir]

Utilidad del archivo digitalizado y como manejarlo

El presente Archivo Digitalizado reúne una crecida cantidad de fotografías. En números redondos, son cerca de veinte mil documentos que para su manejo y estudio se han clasificado en varias categorías. En la página web donde se encuentra el “Archivo Digitalizado” se encuentran alojadas las Colecciones de fotografías. Podemos encontrarlas si dirigimos nuestra mirada a la izquierda de la página, donde se encuentra un listado que permite elegir entre las siguientes opciones: Emigración, Geografía, Personajes y Política.

Dentro de cada uno de estos apartados, se encuentran sub-apartados para ordenar mejor la información audiovisual. Así, si entramos por ejemplo en “Geografía”, veremos que dentro de la misma se encuentran tres apartados más: Geografía Física, Geografía Económica y Geografía Humana. Lo mismo ocurre dentro de cada apartado.

Si desea realizar una búsqueda libre, puede hacerlo a través del buscador ubicado en la parte superior de dicha lista. Con introducir las palabras deseadas de su búsqueda, la web le mostrará los resultados correspondientes a su consulta. Para facilitar el manejo de la información gráfica, se les ha colocado a las imágenes un código alfabético-numérico en el que las letras corresponden al país o lugar donde se tomaron las fotos y los números señalan el orden como fueron digitalizadas y archivadas.

Cuando se analizan las fotografías, en función del tiempo, se puede percibir claramente el cambio de personajes en la revista. Al observar los personajes y, en particular, las leyendas de las fotos, se ve el cambio experimentado en el tono y en el contenido de los mensajes.

Si estos contenidos se estudian con mayor detenimiento, se aprecia el cambio en los objetivos y línea editorial de la Dirección de Migración. En otras palabras, en los cambios en la política del Despacho. Aunque esto no sólo ocurre en la Dirección de Migración, sino en todos los medios de comunicación españoles en general, tanto en el tono de sus mensajes, como en los temas de su contenido.

Asimismo, se produce un suceso muy importante: el público externo del Ministerio de Trabajo se amplía. Una consecuencia lógica que responde a la realidad jurídica que comienza a vivir el país. Desde ese momento, la cobertura del Ministerio, llega a todos los españoles residentes en el exterior. A quienes se vieron obligados a emigrar por motivos económicos y a quienes lo hicieron por razones políticas.

Desde 1976 todos los españoles comenzaron a ser iguales para el Ministerio de Trabajo y a todos les concede el mismo trato y atención. Visitar la Colecciones de fotografías equivale a un peregrinaje inolvidable por el mundo de la emigración española. Asimismo, cómo no, nos traduce a un transitar por la Historia Contemporánea y en consecuencia, resulta una tarea por demás interesante, dada la copiosa y variada información allí vertida.

Su lectura pone de manifiesto, entre otras cosas, los cambios de estilo y líneas de actuación en el manejo de la sociedad española. También puede apreciarse como los citados cambios van presentándose en forma paulatina y sin brusquedades. Pues bien; los cambios en las relaciones del Estado con los emigrantes, podemos calificarlos de radicales. El Ministerio de Trabajo, a través de sus Direcciones, puso en marcha todo un conjunto de Leyes y disposiciones de alto contenido social. Su objetivo principal es hacer Justicia, y con ello favorecer al emigrante.

Recorrer la Colecciones de fotografías, equivale a efectuar un paseo por nuestra Historia Contemporánea. Podemos darnos cuenta, a través de esos retratos, del desbordante dinamismo de los emigrantes, de su permanente amor por sus raíces, de la solidaridad con su grupo y de su incansable afán por superar las circunstancias adversas. Desde los ya lejanos momentos de su llegada a Hispanoamérica en las últimas décadas del Siglo XIX, los emigrantes españoles se vieron en la obligación de agruparse, ya que, se encontraban desamparados y sumidos en la más radical soledad.

Es por ello por lo que se crean Asociaciones de Socorros Mutuos, se edifican Centros Sociales y se tratan de construir hospitales y dispensarios. Para el emigrante, dicho quehacer constituye una verdadera obsesión pues necesitan mantenerse unidos, conversar en su lengua materna y vivir sus costumbres. Su actitud de agruparse y pensar en su futuro, responde a una realidad psico-social y a una necesidad fundamental del Ser Humano: “El Deseo de Seguridad” (Escala de Lloyd Wagner).

Los antes citados problemas culturales y psicosociales les preocupan en profundidad. Ahora bien, constituyen una motivación importante para mantenerles unidos por los motivos siguientes: tanto las ideas de la posible enfermedad, como la de una vejez incierta les plantean incertidumbre y les impulsa a la superación. Utilizan la fórmula de los Socorros Mutuos, lógica respuesta a la preocupación de aquellos sufridos compatriotas. Vivían tiempos muy duros donde no existían ayudas oficiales de ningún tipo. Si un emigrante se hallaba en la miseria total, tan solo contaba con el apoyo de sus compatriotas. Si una pobre mujer se quedaba viuda y sin recursos, se organizaba una suscripción para pagarle su viaje de retorno. Todavía algunos Centros de emigrantes aún mantienen en su título social su carácter de “repatriación”. Este es el caso concreto del Centro Español de Santos. Por cierto, aún se conservan en sus instalaciones las habitaciones donde se albergaban a quienes debían repatriarse.

[subir]

Las corrientes migratorias

En materia de movilidad migratoria la situación de España ha experimentado un cambio de 180 grados. Por espacio de largos años - desde mediados del siglo XIX, hasta las últimas décadas del siglo XX- fue un país emisor de emigrantes. Ahora las circunstancias son totalmente diferentes por varias cuestiones: en primer lugar, debido a la bonanza económica de nuestro país, España dejó de ser un país emisor de emigrantes y se convirtió en un país receptor. En segundo lugar, hasta la caída de la dictadura, los emigrantes españoles suponían para el Estado una fuente de ingresos de suma importancia. A tal extremo llegaron a ser importantes esas remesas de divisas, que por mucho tiempo, como citábamos antes, nivelaron la balanza de pagos.

Con respecto al tema de la movilidad en nuestro país, puede explicarse debido a que durante la Antigüedad, dada su ubicación geográfica al extremo Sur Oeste de la masa continental de Eurasia, la Península Ibérica fue escenario de múltiples inmigraciones. A través del tiempo -desde aquellas remotas fechas-, diversos grupos de emigrantes llegaron a nuestro suelo. Algunos vinieron de paso pero, al final, terminaron aquí su viaje y se establecieron en las ricas tierras de la Hispania.

En un comienzo, las citadas migraciones se realizaban por vía marítima y, en consecuencia, los grupos no fueron demasiado numerosos. Y tampoco podían serlo, ya que la capacidad de sus embarcaciones limitaba la cantidad de personas a bordo. Ahora bien, la masa migratoria siempre mantuvo el mismo rumbo: del Este hacia Poniente.

En las postrimerías de la Edad Antigua, las migraciones llegadas a España, cambiaron de medios de transporte. Ahora llegaban las hordas bárbaras, caracterizadas por llevar a bordo a pueblos nómadas, agresivos y muy numerosos, que venían con sus pertenencias en carros y se desplazaban a caballo. Sus propósitos también diferían a los emigrantes de antaño: no viajaban en tránsito, sino con el fin de quedarse a vivir en nuestro país pero sin querer integrarse pacíficamente con nuestra población. Vinieron en plan de conquista y a someter a los nativos manu militare, es decir, de la manera más brutal. La última invasión de este tipo fue la protagonizada por los árabes en el 711. Difería de las anteriores, por sus especiales características:
1º) No nos llegó del Norte, sino del Sur.
2º) Por su alto contenido religioso, ya que, en esta ocasión se trató de una “Guerra Santa”, contra los infieles.

Esta invasión se prolongó sin tregua, durante ocho interminables siglos. Sus trágicas consecuencias, no pudieron ser peores: desbastar al país y desangrarlo.

Sin embargo, ¡cuán distintas son las características de las diversas corrientes de emigrantes que ahora nos afluyen a España! La movilidad migratoria actualmente es masiva y llega de los distintos lugares del planeta. En primer término, retornan a la Madre Patria un contingente numeroso de emigrados y emigrantes españoles, que estaban dispersos en Hispano-América y Europa. En segundo término, también se ha instalado en el país una masa de emigrantes de los más diversos orígenes. Ahora proceden del lejano Este de Asia; de Centro-Europa, América Latina, del Norte y también del Centro y Norte de África. Pertenecen a diversas etnias, no vienen en plan bélico como en su día hicieron los bárbaros. Unos entran legalmente y otros de forma clandestina.

Al cambiarse los tiempos y los personajes, también cambian los medios de transporte de las migraciones humanas. Actualmente, los nuevos inmigrantes llegados a España utilizan para trasladarse los más diversos medios de transporte. Desde los sofisticados aviones para sus viajes transoceánicos, hasta los autobuses y los ferrocarriles para sus trayectos a través de Europa. Por supuesto, también recurren a medios rudimentarios y peligrosos como es el caso de la mayor parte de los inmigrantes de Marruecos y del cono noroeste africano, que surcan los mares en unas balsas primitivas jugándose la vida.

En síntesis, el propósito de la nueva y heterogénea migración masiva continúa siendo el mismo de antaño: establecerse en España.

[subir]

Resumen y comentarios

El esfuerzo de digitalizar el Archivo Grafico de “Carta de España” se justifica, como ya se ha dicho repetidamente en estas páginas, porque ofrece múltiples posibilidades. Tanto a los estudiosos de los temas específicos de las Migraciones Humanas, como a los de la Historia Contemporánea de España, pero muy en particular a quienes se ocupan de la “Recuperación de la Memoria Histórica”. Desde ahora, periodistas, historiadores y sociólogos, dispondrán de una nueva y valiosa fuente de información y documentación.

Para darse cuenta de la dimensión e importancia del Archivo Digitalizado de “Carta de España”, basta con compararse dos datos:
1.) En 39 países funcionan unas 2.000 Asociaciones de Emigrantes Españoles.
2.) La Colecciones de fotografías del Archivo tiene más de 50 carpetas de países y 10 de asuntos relacionados con el tema de la emigración.

En otras palabras: ofrece al estudioso del tema un extenso y valioso caudal de información hasta ahora inexistente.

Cuando transiten por las páginas del Archivo encontraran temas realmente interesantes. Entre otras cosas, podrán apreciar el interés despertado por el “mundo de la emigración” en algunos políticos, ¿por qué? Pues esto es debido a que sus diversos contactos con los emigrantes españoles quedaron registrados y no pasaron desapercibidos. La revista “Carta de España” reseñó sus visitas en sus páginas y las captó con sus cámaras. Así es que hoy podemos disfrutarlas.

En los 50 años de vida de la publicación, algunos personajes –de la dictadura y de la democracia- han visitado asiduamente los Centros Españoles dispersos en diferentes partes del mundo. Ahora podemos verlos en el Archivo Digitalizado y sacar nuestras propias opiniones. Estudiando las gráficas del Archivo, se llega a diversas conclusiones: en primer lugar, podemos ver los personajes interesados en los emigrantes -es fácil localizarlos porque no son muchos-. En segundo lugar, es factible medir su grado de interés por el tema: basta con contar cuantas visitas hizo a las asociaciones de emigrantes. Todas estas actividades pueden resumirse en una interesante operación sociométrica. Veamos como:

Al revisar el Archivo nos damos cuenta de dos aspectos:
1º.) Las veces que aparece un mismo personaje. A dicho aspecto vamos a denominarlo: Frecuencias y la identificaremos con la letra X.
2º.) La importancia concedida a cada una de las Frecuencias, las denominaremos Intensidades y la identificaremos con la letra Y. Ahora bien, es importante aclarar la dificultad de valorar este segundo aspecto. El concepto Intensidad es completamente subjetivo y depende del punto de vista personal del observador y de las circunstancias. Lamentablemente, no se dispone de ninguna tabla objetiva para valorar las Intensidades. Pues bien, después de informarnos en el Archivo de las actividades llevadas a cabo por un determinado personaje, estaremos en capacidad de valorarlas. Para ello, haremos un rápido ejercicio de matemáticas básicas: trazaremos un ángulo recto donde situaremos dos ejes de coordenadas. La base –son las abscisas-, la identificaremos con la letra X y allí anotaremos el numero de las Frecuencias. El lado vertical del ángulo –las coordenadas-, lo identificaremos con la letra Y. Allí anotaremos las Intensidades. La resultante de la operación –completamente resuelta- es una ecuación de primer grado con dos incógnitas.

Este método –para el analista- de ser una información objetiva, le ahorrará una cantidad apreciable de trabajo y darle unos resultados gráficos. Entre las múltiples posibilidades brindadas por el Archivo, cabe señalar que permite apreciar en forma diáfana y sobre todo muy elocuente, como ha funcionado un fenómeno psico-social: “La Movilidad de los Públicos”, en el área concreta de la emigración española en el Siglo XX. Dentro de este orden de ideas, se produjo el caso siguiente: el segmento compuesto por los emigrados creció abruptamente. Fue muy importante, tanto por su cantidad, como por la calidad de sus integrantes. En particular, a partir de 1939, cuando el grupo integrado por los rebeldes derrocó manu militare a la II Republica Española. Por dicho motivo, varios cientos de miles de personas –en forma masiva-, se vieron obligadas a cruzar los Pirineos y exilarse, escapando así de ser fusilados.

El contingente de emigrados vino a reforzar, con su presencia y sus actividades, a los Centros Republicanos en el exterior. Vamos a tratar de analizar dicho asunto, aunque solo sea someramente: En diversos países funcionaban las citadas asociaciones republicanas, desde finales del siglo XIX. En Nueva York, por ejemplo, se hallaban las Sociedades Confederadas, de la Calle 14, las cuales gozaban de un merecido prestigio, ya que desplegaban una actividad política, cultural y asistencial considerable. En el caso de Argentina la actividad de este sector era aún mayor debido al crecido número de españoles allí afincados.

Fue con la proclamación de la II Republica cuando las actividades y el entusiasmo crecieron. En cambio, al estallar la Guerra Civil los ánimos se caldearon al máximo. En la Avenida 2 de Mayo de Buenos Aires, en un Bar-Restaurante español, se reunían los republicanos, y curiosamente, en la acera de enfrente, en otro Bar-Restaurante, se reunían los franquistas. Ambos grupos se insultaban a gritos y después salían a la calle a enfrentarse a golpes. Todo este espectáculo lo presenciaba sin intervenir otro grupo de españoles que se hallaban ubicados en el Restaurante “El Imparcial”, situado en la misma acera del restaurante donde se reunían los franquistas, justo en la misma cuadra, en la esquina de Irigoyen –hoy ambos restaurantes siguen en funcionamiento-.

A partir de 1939, la presencia de los exilados creció notoriamente. Ahora bien, pese al nivel académico de estas personas, su vida en Argentina no les resultó fácil. Algunos como Luís Jiménez de Azua, desarrollaron una intensa actividad académica en diversos países hispano-americanos donde fueron solicitados. En el caso de Jiménez, para dictar cursos de Derecho Penal, su especialidad. Esto a su vez, le permitió mejorar sus ingresos. Algo similar sucedió con Don Claudio Sánchez Albornoz.

La situación de los exilados fue muy diferente en México, Venezuela, Republica Dominicana y Puerto Rico. Los citados países les recibieron con los brazos abiertos y les brindaron todo tipo de atenciones y facilidades.

Lamentablemente, el tiempo se ha encargado de ir acabando con los bravos luchadores de la II Republica Española. Poco a poco han ido falleciendo, la mayoría en el exilio, incluso aquellos que eran niños en aquella fecha conocidos como: “Los Niños de la Guerra”, grupo del que quedan ya muy pocos. Con respecto a los Centros Republicanos, en el Archivo Digitalizado aparecen pocos. Hay una fotografía del Presidente de un Centro Republicano, aún activo en la Argentina y otros en México, ¿cuántos quedan aún activos? En el supuesto caso de que aún queden varios, no deben de ser muchos.

La Movilidad de los Públicos es un fenómeno social inexorable. Los integrantes de los grupos pueden trasladarse a otros al variar su circunstancia. Ahora bien; en este caso, no han sido frecuentes dichos cambios. Simplemente se ha producido un fenómeno natural: los grupos van desapareciendo paulatinamente y saliendo de escena, porque fallecen sus integrantes y no se renuevan con gente nueva. Otro factor es su tendencia a la esclerosis por un lado, y al debilitamiento de sus motivaciones, por otro. Con las movilizaciones sucede como con las ondas expansivas en círculos concéntricos: se van debilitando conforme se alejan del centro sino se las ha fortalecido previamente. En consecuencia, los públicos, como son una realidad dinámica, su vida obedece a unas leyes físicas y a su circunstancia.

Resumiendo: como el ser humano es temporal, los integrantes del segmento compuesto por los emigrados…“se van, se van, se van”… Porque nuestro inexorable e inescrutable destino es desaparecer. En contrapartida, el segmento compuesto por la emigración económica aún permanece lleno de vitalidad. Así sucede porque se ha renovado con sangre nueva. Aunque también experimenta una cierta movilidad, una tendencia a decrecer debido a la política de “Retorno”.

El Archivo Digitalizado también muestra una movilidad en sus personajes. Es algo normal y lógico ya que su presencia no puede ser ad eternum. Las Jerarquías del Movimiento hicieron mutis por el foro y salieron de las páginas de “Carta de España” al finalizar la dictadura e instaurarse la Democracia. En consecuencia, para quienes no vivieron la dictadura, es bueno ver algunas gráficas como, por ejemplo, la de José Antonio Girón, en la Estación del Norte con los “productores” enviados a la Alemania Nazi. El Ministro de Trabajo de Franco fue, en persona, a prestigiar el acto de solidaridad del régimen con sus socios del Eje. El crecido contingente de “productores” (nombre dado a los trabajadores, durante la dictadura), fue utilizado por los nazis para mantener activa su industria de guerra. Las remesas de mano de obra española, junto con los miles de soldados de la División Azul, con el suministro de material estratégico y de alimentos, constituyó una descarada intervención de Franco en la II Guerra Mundial.

Quienes ahora se han propuesto narrar los hechos como en verdad sucedieron, van a encontrar en el Archivo Digitalizado un verdadero arsenal de información. Se trata de una herramental fundamental, para quienes trabajan en la Recuperación de la Memoria Histórica. En su Colección de fotografías presenta datos muy variados sobre la dinámica de la emigración. Como se hallaba el sector hace cincuenta años, que se ha hecho para mejorarlo y asimismo, quienes se han ocupado y se ocupan del tema. Básicamente, las gráficas del Archivo muestran en forma elocuente los cambios experimentados en la sociedad española y también, en la política de emigración. Su estudio permite establecer una comparación objetiva de dos hechos históricos:
1) Como funcionó la Política de Emigración del franquismo y como la realiza la Democracia.
2) Como cambio la suerte, 180º, para los emigrantes españoles dispersos en el mundo. Porque han dejado de ser ellos quienes nivelan la Balanza de Pagos, con el envío de sus remesas de divisas. Tal como sucedía durante el franquismo.

Los jerarcas del Movimiento llegaron a la siguiente conclusión al comienzo de la década de los cincuenta: la mano de obra española podría convertirse en una fuente de ingreso de divisas. Con esa finalidad crearon la “Oficina de Contracción Profesional y Técnica del Instituto Español de Emigración”. Funcionó como una Dirección General del Ministerio de Trabajo y su titular fue Rodríguez de Valcárcel, un destacado falangista. El organismo negoció con los países industriales europeos, suministrándoles cuantos trabajadores precisasen para movilizar sus industrias.

Varios miles de españoles se trasladaron a sus nuevos puestos de trabajo en Europa. La operación trajo como consecuencia el ingreso de una enorme cantidad de divisas, remesadas por ellos, para sostener a sus familias. Ahora todo es diferente, porque es el Gobierno de España –a través del Ministerio de Trabajo-, quien acude a los emigrantes para aliviar sus penurias, propiciando su retorno y ayudando, económicamente, a quienes lo precisan. Ya no se explotan los temas de la “España de la Pandereta” y de la “España Imperial”, como se hizo durante la dictadura. Los responsables de las relaciones con los Emigrantes se ocupan de asuntos más serios y más prácticos. Del equipamiento de los Centros y de otorgar becas a los hijos de los emigrantes, para su formación profesional.

El Archivo Digitalizado ya es una realidad y a la Dirección de Emigración le complace el poder ofrecer esta fuente informativa. Un amplio sector de estudiosos podrá utilizarlo en sus trabajos de investigación. Los interesados en el tema de la Emigración y los estudiosos de la Historia Contemporánea dispondrán de otro material de consulta.

[subir]

El Prof. D. Ricardo Torrijos es un “Niño de la Guerra”, diplomado en Comunicación Social y Economía. Fue profesor en cinco Universidades, Consejero de dos estadistas y de dos empresas multinacionales. D. Ricardo Torrijos ha sido miembro del equipo investigador de este proyecto.
Proyecto de Investigación de la Universidad Carlos III de Madrid, financiado por la Dirección General de Migraciones del Ministerio de Empleo y Seguridad Social